sábado, enero 23

Rocio del amanecer.

Como si no hubiese pasado un dia desde que nos dejamos de ver. Te sostenia de la mano fuerte y te miraba a tus ojos fijamente. Soltabas una media sonrisa, tus ojos me miraban y lograba ver el amor que sientes por mi en tus ojos resplandecientes juntos en ese pasto verde y roceado. Deseando que no amanezca y que la noche tibia nos arrope por lo que queda de nuestro tiempo juntos. Ambos contemplando el pasado. Un pasado que no ha de volver.

No hay comentarios.: